A 533 días del montaje y secuestro de Yorch

Hace 533 días, un nuevo montaje criminal contra la okupache comenzó. 

Nuestro compañero Jorge Esquivel, fue quien por segunda ocasión recibió el golpe. Desde ese momento lo mantienen cautivo en el reclusorio oriente de la Ciudad de México. Bajo delitos que con anterioridad habían quedado descartados.

Durante este tiempo, las autoridades han alargado el proceso judicial para poder fabricar pruebas suficientes que puedan sostener su farsa; han rascado por todas sus cabezas y armado una supuesta “investigación” para poder justificar y legitimar su montaje, sus acusaciones falsas, sus testigos ausentes y sus pruebas amañadas. Hasta el día de hoy, no han podido armar absolutamente nada. Sólo una acusación que basta para que se justifique el secuestro de Yorch y la negación de su libertad.

Es evidente que se pretende sustentar este caso como castigo ejemplar, como amenaza tácita contra lxs que se organizan de forma independiente, autónoma y autogestiva. Yorch era y es parte de la Okupache que, a lo largo de sus 24 años de existencia, ha visto y participado en la lucha por la organización autónoma, independiente, anarquista, estudiantil y afín. Pese a que se encuentra dentro de la Universidad Nacional Autónoma de México, el alcance de su existencia los rebasa por mucho. Eso lo saben los servicios de espionaje de la propia UNAM y del estado mismo. Por lo que vive bajo una permanente amenaza de desalojo y montajes anunciados.

A 533 días del montaje y secuestro de Yorch, la UNAM, el estado y las autoridades judiciales se mantienen como cómplices de dicha arbitrariedad. Parece obvio que la construcción de enemigos comunes también les ha salido mal y que se seguirán manteniendo por la violencia y la fuerza de sus leyes al no poder enfrentar la organización horizontal que se les escapa de las manos.  A 533 días de haber empezado este montaje, de una larga espera y lucha desde lo legal y las calles.

El día de hoy, 24 de mayo de 2024, las autoridades judiciales han llamado a recibir una sentencia final en contra de Yorch. Nosotrxs y el equipo jurídico sabemos que no hay sustento legal que lo mantenga encerrado. Ha quedado demostrado que la acusación sobre narcomenudeo es inexistente y que la supuesta mochila que le adjudican a Yorch como prueba contundente ni siquiera fue vista y tocada por él.  No hay absolutamente nada para que se le niegue la libertad a Yorch. Y, sin embargo, al estar terminando con este escrito, nos llega la noticia de que la audiencia fue diferida. Una prueba más de que el montaje sigue en marcha. 

LIBERTAD INMEDIATA Y ABSOLUTA PARA YORCH !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *