Solidaridad con Andrea Krebs

RESUMEN (SITUACIÓN HASTA JULIO 2019)

Nuestro amigo y compañero Andreas se encuentra actualmente detenido en Nápoles. Desde el momento de su detención en Alemania, Andreas se ha dado a conocer como un prisionero rebelde. En abril de 2019 ha sido condenado en Italia a 24 años de prisión. Además, a Andreas ha sido diagnosticado recientemente un cáncer de riñón. Su salud se está deteriorando y tememos por su vida. En realidad, debería haberse operado hace unos meses, pero las autoridades italianas se niegan a trasladarlo al hospital.

Andreas había estado en la máquina judicial alemana durante años y había estado en prisión por un total de 16 años. Es un preso rebelde, ha participado en la construcción del sindicato de prisioneros (GGBO) tras las rejas, hizo varias huelgas de hambre contra las condiciones carcelarias e incluso participó en una huelga de hambre en solidaridad con los prisioneros en Grecia. Hasta la fecha, publica reiteradamente textos contra la sociedad carcelaria, en los que describe la vida cotidiana en cautiverio.

En el otoño de 2014, después de su liberación, conoció a su actual esposa Jutta. Ambos decidieron pasar un retiro tranquilo en el sur de Italia. A finales de diciembre de 2016 tuvo un enfrentamiento con su ex empleador, quien agredió y trató de estrangular a Andreas. Andreas lo golpeó en defensa propia con una navaja. Desafortunadamente, la víctima murió en el hospital tres días después en circunstancias misteriosas, aunque si se había dicho que habría sobrevivido.

Aquello que siguió fue una caza sin precedentes contra Andreas y Jutta. Jutta recibió amenazas de muerte a través de Facebook mientras en la prisión de Santa Maria Capua Vetere Andreas fue maltratado y torturado por los familiares del fallecido, quienes aún se encuentran trabajando en esa prisión. Después de que el video de vigilancia confirmo la declaración de Andreas de que se había defendido, después de varios días fue puesto bajo custodia bajo arresto domiciliario. Allí fueron expuestos a constantes «visitas» por parte de la policía y al odio de gran parte de la población. La familia de la víctima asediaba su casa, por lo que Andreas y Jutta no pudieron salir durante semanas. Finalmente, se sintieron obligados a huir y regresaron a Alemania, donde Andreas fue arrestado menos de seis meses después, en septiembre de 2017, sobre la base de un arresto europeo con la ayuda de la unidad antiterrorismo de la policía alemana.

En diciembre de 2017, fue después trasladado de forma inesperadamente a la prisión de Burg por policías con la cara cubierta de otro escuadrón de policía antiterrorista. Andreas ha escrito repetidamente cartas sobre las intolerables condiciones en las prisiones de Volkstädt y Burg. En abril de 2018, Andreas fue entregado a la custodia para la extradición en la prisión de Moabit en Berlín, para ser finalmente entregado en mayo de 2018 como ciudadano alemán en Italia.

Desde entonces, Andreas está en la prisión de Secondigliano, una de las cárceles de alta seguridad más grandes de Nápoles. Desde el 30 de mayo de 2018 el juicio contra él se llevó a cabo allí. En noviembre del 2018 se han desarrollado algunas fechas de audiencia, a las que también asistió la esposa de Andreas. En el tribunal, los familiares de la víctima intentaban agredir a Jutta y la amenazaban de nuevo de forma masiva.

El 1 de abril de 2019, el juicio ha finalizado en primera instancia con una sentencia por homicidio intencional a 24 años de prisión. Andreas ya estaba visiblemente afectado física y mentalmente por las condiciones de detención en las prisiones de Volkstedt, Burg y, más recientemente, en Berlín-Moabit. El estado crítico de salud de Andreas fue sistemáticamente ignorado y negado. En repetidas ocasiones se le negaron medicamentos, las pruebas clínicas y las operaciones. Además, sus condiciones de detención han empeorado, desde que la policía alemana lo ha falsamente acusado de tener una relación cercana con ex miembros de la RAF.

En Italia, la salud de Andreas no ha mejorado en absoluto. Al contrario: a Andreas ha sido recientemente diagnosticado un cáncer al riñón. En las últimas semanas ha tenido que hacer frente a una insuficiencia renal aguda. Sufre de una gran retención de agua en todo el cuerpo, especialmente en las piernas y, a veces, no consigue caminar. Sin embargo, se le niega un traslado al hospital y una operación, necesaria desde hace meses y prometida también por la dirección de la prisión. Andreas es rebelde como de costumbre, está empeñado con otros detenidos e informa repetidamente sobre la violenta vida cotidiana en la prisión de Secondigliano, la arbitrariedad de los guardias, la incuria y el suministro insuficiente de todos los prisioneros y el racismo contra los presos africanos.

¡Andreas está feliz por todo tipo de apoyo!

Para contribuciones financieras (medicamentos y comida decente corren por su cuenta):

Receptor: Krebs
IBAN: DE 90 1005 0000 1067 1474 26
BIC: BELADE BEXXX
Motivo: Spende / Andreas Krebs

Escribe a Andreas en prisión (incluso solo una postal puede romper el aislamiento). También puedes enviar libros, periódicos, revistas o papel de colores (le interesan mucho las motos y los temas filosóficos).

Andreas Krebs
cc Secondigliano
Via Roma Verso Scampia, 250
80144 Nápoles
Italia

Para información y actualizaciones
//andreaskrebs.blackblogs.org/
(en alemán)

¡Libertad para todos los presos! ¡Abajo todas las cárceles!
¡Libertad para Andreas Krebs!

Fuente:
//roundrobin.info/2021/08/solidarieta-al-prigioniero-andreas-krebs/amp/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *