11 de junio: Día internacional de Solidaridad con Marius Mason y todxs lxs presxs anarquistas de larga condena

Contra otro año de usurpación estatal, contra la restricción de la libre circulación bajo los auspicios de la “seguridad”, contra la brutalización continua de nuestros amigos en prisión, llamamos a una renovación de la solidaridad el 11 de junio de 2021: Día Internacional de la Solidaridad con Marius Mason y con todxs lxs presxs anarquistas de condena larga. Durante 17 años, el 11 de junio ha sido motivo de celebración, duelo y revuelta. Ha sido un momento para respirar, para recordar a los caídos y a los encarcelados, así como para recordarnos por qué seguimos comprometidos con la hermosa idea del anarquismo. A través de nuestras cartas, manifestaciones, recaudación de fondos y ataques solidarios, mantenemos encendido el faro por quienes han dado años de su vida por su convicción de que el Estado es un horror contra el que debemos apostar nuestra vida.

LA MEMORIA SIGUE SIENDO UN ARMA

El 11 de junio es, en palabras de Christos Tsakalos, un día contra el olvido. Los arquitectos de la sociedad carcelaria harían que la prisión funcionara como un agujero de la memoria, arrojando al vacío a nuestros queridos rebeldes y produciendo en las almas libres una amnesia sofocante. Quieren que olvidemos a quienes tomaron medidas contra el Estado y la economía, y también a quienes continúan su rebelión tras las rejas. Nuestro trabajo de solidaridad con los anarquistas presos es un martillazo contra el olvido: contra los muros de la prisión y la sociedad tecnológica narcotizante que rompe todo sentido. 

Recordamos no sólo a nuestros amigos tras las rejas, sino también a los que han muerto. Marilù Maschietto en Italia. El ex preso político Alexei “Sócrates” Sutuga en Rusia. Robert D’Attilio, que mantuvo vivo el recuerdo de Sacco & Vanzetti. Doris Ensinger, compañera del anarquista de toda la vida y ex preso Luis Edo. La incansable anarquista abolicionista Karen Smith. Lucio Urtubia, cuya vida de expropiación al servicio de la lucha sigue siendo una inspiración.

Finalmente: Stuart Christie. La vida y el ejemplo de Stuart arrojan una sombra enorme sobre nuestros esfuerzos. Desde su época de joven prisionero en la España de Franco y su reanimación de la Cruz Negra anarquista en la década de 1970, hasta su persecución en los juicios de Angry Brigade y su trabajo en el archivo de la historia anarquista a través de Cienfuegos Press y Christie Books, el incansable trabajo de Stuart no será olvidado. . Él y todos nuestros compañeros caídos, ya sea que los conozcamos personalmente o no, están vivos en espíritu y presentes en nuestro trabajo este año.

COMBATIR EL ORDEN ACTUAL

Las administraciones penitenciarias de todo el mundo han respondido a la pandemia de COVID-19 implementando cierres y prohibiendo las visitas cara a cara reemplazándolas por visitas con video chat. El correo físico también se ve amenazado, pues el sistema penitenciario federal de los Estados Unidos ha iniciado un programa para escanear cartas y hacerlas accesibles sólo en costosas tabletas proporcionadas por una empresa contratada para tal efecto, la Smart Communications. Esto permite una mayor vigilancia y, al mismo tiempo, es altamente lucrativo para Smart Communications, que puede cobrar tarifas exorbitantes por el acceso a sus servicios. Es probable que esta tendencia continúe en las cárceles de todo el mundo. Con la pandemia como coartada, las administraciones penitenciarias y las empresas lucrativas han acelerado la abolición de la conexión humana directa y el cambio de la vida de los presos a la tecnoesfera. Los presos anarquistas han estado a la vanguardia de la oposición a este régimen de control, con la presa anarquista Mónica Caballero en huelga de hambre en 2020 para exigir el restablecimiento de las visitas en persona.

REBELIÓN Y REACCIÓN

Un año después del asesinato de George Floyd, nuestro contexto todavía está fuertemente influido por la oleada de protestas, disturbios y organización que le siguieron. Además de la nueva energía, amistades y prácticas, surgidas del levantamiento, la represión que sobrevino nos afectará a nosotros y a nuestras luchas en los años venideros. Se realizaron más de 13,000 arrestos, al menos unos cuantos cientos fueron procesados en casos por delitos graves a nivel estatal y más de 325 casos federales. Un número desconocido ha recibido ya declaraciones o está encarcelado aún antes del juicio. Entre los detenidos hay todo tipo de personas: algunos jóvenes, algunos ancianos; algunos activistas de carrera larga, algunos recientemente radicalizados; algunos muy conectados con movimientos o luchas, y otros muy aislados. Los fondos de fianza existentes y los proyectos de apoyo a las cárceles han ampliado enormemente su alcance, y han aparecido muchos nuevos en todo el país. Otros han comenzado a encogerse, por la ralentización de la actividad en las calles y por el exceso de trabajo en modelos insostenibles. Luchamos también en apoyo a ellos, pues son parte del mismo continuo de lucha en contra de la represión que sufren nuestros prisioneros de larga condena.

Es muy probable que algunos acusados por las protestas terminen cumpliendo condenas largas en prisión. Si bien, el apoyo a ingresos carcelarios recientes y el apoyo a los presos a largo plazo continúan, ahora nos encontramos en un período de transición colectiva entre ambos. El apoyo para la fianza / encarcelamiento, el apoyo judicial y el apoyo a los prisioneros, deben hacerse de manera que nos fortalezca en lugar de agotarnos. Ya se han comenzado a establecer algunas conexiones entre los presos del movimiento y los levantamientos callejeros. Jeremy Hammond y sus amigos grabaron un video de una pequeña protesta y un mensaje de solidaridad desde la cárcel del condado de Grady. El ex prisionero político de liberación negra Dhoruba Bin-Wahad habló sobre un MLN que significa Movimiento de Liberación Negra y la importancia de la educación política. Este año, buscamos profundizar la conexión entre los diferentes aspectos de la lucha contra la represión, para llevar los nombres y la sabiduría de nuestros prisioneros a largo plazo a las luchas actuales, ya sea en las calles contra la policía, en el bosque contra los oleoductos o en la noche contra los monumentos del poder; y fortalecer las redes y prácticas para apoyar a más camaradas que están siendo encarcelados por todo ello.

REGALA FLORES A LOS REBELDES ENCARCELADOS

El año pasado nos dio la liberación de dos prisioneros anarquistas de larga condena en los Estados Unidos: Jeremy Hammond y Jay Chase. En España, la anarquista Lisa fue puesta en libertad condicional en abril de 2021. A todos les enviamos amor y saludos fraternos mientras se adaptan a un nuevo terreno de vida.

Lamentablemente, muchos de nuestros compañeros permanecen tras las rejas y por ellos seguimos luchando. Eric King espera juicio (actualmente programado para octubre de 2021) por un incidente en el que fue agredido en prisión. Michael Kimble y Jennifer Rose tuvieron su libertad condicional rechazada. Sean Swain se ha visto obligado nuevamente a luchar contra las perennes restricciones a sus comunicaciones por parte de las autoridades penitenciarias.

Marius Mason continúa luchando durante otro año de encarcelamiento y siempre puede usar cartas y artículos impresos para mantenerse conectado con el mundo exterior. Él, como otros en el sistema penitenciario de Estados Unidos, no ha tenido una visita en persona en más de un año. Marius actualmente está tomando cursos por correspondencia para convertirse en asistente legal. La pandemia tiene oportunidades limitadas de recaudación de fondos y las donaciones pueden ayudar a compensar este cambio.

Al menos seis anarquistas han sido encarcelados mientras el Estado bielorruso continúa reprimiendo el levantamiento de 2020-2021. Entre ellos se encuentran Dmitry Dubovsky, Igor Olinevich, Sergei Romanov, Dmitry Rezanovich, Mikola Dziadok y Akihiro Gaevsky-Hanada, varios de ellos han sido encarcelados anteriormente.

En Grecia, anarquistas y otros tomaron parte en audaces ataques contra objetivos corporativos y estatales en solidaridad con Dimitris Koufontinas, un guerrillero urbano comunista encarcelado que inició una huelga de hambre a principios de este año. Los prisioneros anarquistas Giannis Dimitrakis y Nikos Maziotis hicieron una huelga de hambre en solidaridad con él durante más de un mes para ayudar a generar solidaridad.

Mónica Caballero y Francisco Solar fueron arrestados nuevamente en julio de 2020, esta vez enfrentando cargos relacionados con ataques incendiarios contra ministros del gobierno y una empresa inmobiliaria. Ellos, junto con otros ocho presos anarquistas, iniciaron una huelga de hambre el 22 de marzo de 2021 exigiendo la derogación de medidas extremadamente punitivas contra los presos. También exigieron la liberación del preso anarquista Marcelo Villarroel y de todos los presos mapuche, anarquistas y subversivos.

En Italia, Nicola Gai fue finalmente liberado de la prisión, mientras que Anna Beniamino y Alfredo Cospito han sido condenados a 16 y 20 años respectivamente por presuntamente participar en ataques con bombas asociados con la Federación Anarquista Informal (FAI). En 2020, los prisioneros anarquistas Beppe y Davide Delogu iniciaron una huelga de hambre en respuesta a las medidas punitivas adoptadas contra ellos por los administradores de la prisión y pronto se les unieron otros prisioneros anarquistas.

El 11 de junio proviene de un legado de defensa de los animales, la tierra y la naturaleza. Si bien no buscamos atribuirles nuestro anarquismo, apoyamos a los defensores de la tierra y los protectores del agua en sus propios términos. Red Fawn Fallis, en una prisión federal por cargos relacionados con oponerse al oleoducto Dakota Access, fue liberado el año pasado. Rattler, otro prisionero de la misma lucha, fue liberado en un centro de rehabilitación a principios de este año. Hasta su reciente liberación, el protector del agua Steve Martínez estuvo detenido federalmente por negarse a cooperar con un gran jurado. Algunos de los Kings Bay Plowshares se sientan ahora en celdas de prisión por su testimonio cristiano radical contra los horrores de la guerra nuclear y el omnicidio.

Condenamos las operaciones represivas contra los anarquistas en el Reino Unido y las redes de contrainformación en todo el mundo. La redada en los servidores de nostate.net por parte del Estado holandés es un ataque flagrante a la comunicación y a la solidaridad internacionales. Al igual que con anteriores ataques a proyectos de contrainformación y solidaridad con los presos, las acciones del Estado dejan claro que la solidaridad combativa con los presos y la coordinación de ataques informales son un peligro para el orden. Los matones de la policía quieren que nos retractemos de la solidaridad frente a su persecución, pero nos negamos. Nos solidarizamos con quienes enfrentan la represión en el Reino Unido, así como con los camaradas de 325, Anarchist Black Cross Berlin, Northshore Counter-Info, Montreal Counter-Info y Act for Freedom Now.

También queremos expresar nuestra solidaridad con los que están fuera de la auto-identificación anarquistas y que participan en las luchas sociales. Vemos la anarquía como una tensión a través de la cual luchamos en la vida diaria. Esto nos lleva a mirar más allá del mundo de las luchas oficiales y los entornos anarquistas, y a encontrar la anarquía y la subversión en todo el mundo de manera más amplia.

La gente en todas partes actúa de forma anárquica, incluidos muchos que están actualmente encarcelados. Éstas no son necesariamente personas especiales para romantizar, sino excavadoras de revuelta en todos los aspectos de la vida. No pretendemos que todo el mundo sea un anarquista secreto que, cuando se elimine la represión psíquica, florecerá como tal. Las personas pueden actuar de una manera que nos parece hermosa en un momento, pero al siguiente hacen algo con lo que no estamos de acuerdo. Seguimos expresando nuestra solidaridad con estas personas porque se involucran en actos de rechazo y revuelta. Vemos la anarquía no como una identidad pura que se fija en personas especiales, sino como un espíritu que emerge de la actividad que abre un espacio para la libertad y la comunidad. Como anarquistas, compartimos las alegrías y las dificultades de la libertad, sus contradicciones y complicaciones. No estamos por encima de los demás como árbitros puristas de la libertad, sino como individuos capaces de la sumisión mas cobarde y la rebeldía mas audaz. En lugar de adorar a quienes parecen encarnar nuestros valores al máximo, cuidaremos el fuego de la anarquía donde sea que lo encontremos.  

ABOLICIÓN Y OTRAS PALABRAS RESBALOSAS

A pesar de la incorporación de la abolición de las prisiones, más de 10 millones de personas se encuentran actualmente encerradas en las mazmorras del mundo, una cifra que aumenta más rápido que el aumento de la población. Al mismo tiempo que hemos visto generalizarse la idea de abolición, también la hemos visto mutilada. Si bien esto se ha relacionado en gran medida con la abolición de la policía, las mismas distorsiones deben cuestionarse en el discurso sobre la abolición de las prisiones. La ciudad de Camden, Nueva Jersey, que “abolió” su departamento de policía en 2013, fue promocionada como un ejemplo exitoso que otras ciudades podrían seguir para abordar una fuerza policial racista y violenta, pero el departamento de policía de la ciudad simplemente fue reemplazado por el del condado. Esto no es abolición. Así como la disminución de fondos o menos policías no son abolición; ya que las juntas de revisión civil no han hecho ni harán responsable a nadie; ya que ni menos dinero, ni menos comando oficial o comités de supervisión abolirán las cárceles. Sabemos que la policía y las cárceles no se pueden eliminar de esta sociedad: se necesitan mutuamente. Los presos políticos, los rebeldes de las cárceles y los que se niegan a someterse serán algunos de los últimos en recibir los indultos del Estado que provienen de las reformas. Cuando decimos que queremos la “abolición”, queremos decir que queremos que la policía, las prisiones y la sociedad que los necesita dejen de existir.

QUE EMPIECEN LOS JUEGOS

Estamos en una encrucijada. ¿Permitimos que el anarquismo se vuelva plano e incoloro, una nueva palabra para describir un viejo cadáver? ¿Nos evaporamos en un vago izquierdismo y su cansado teatro de activismo? ¿Entregamos nuestros principios de solidaridad, ayuda mutua, acción directa, cooperación, a los nuevos gestores de la revuelta?

¿O nos ceñimos a nuestra propia luz, nuestra propia visión, nuestro propio proyecto? El 11 de junio sigue siendo una luz en las tinieblas: para nuestros compañeros de prisión, pero también para nosotros. Nuestro trabajo renueva nuestra fidelidad a la libertad y a la vida en común. Nos reafirma, en nuestra duda y confusión, que la anarquía vive en nuestro día a día y nos conecta con una historia rica y vibrante de revueltas con espíritu libre. Afirma que la anarquía será combativa o estará muerta. La solidaridad con los prisioneros anarquistas no es, para nosotros, un esfuerzo sin humor, una rutina infectada por el deber. Es un juego generativo y la sustanciación de la comunidad libre. ¿Te nos unirás?

Más Información: https://june11.noblogs.org/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.