Escrito de Anna Beniamino sobre el 270bis notificado a ella en Messina

KAFKA A LO MESSINESE

Existen fenómenos represivos en los cuales lo cómico supera lo trágico. Los pasados días he sido protagonista involuntaria de uno de estos, entre los muchos que la prisión de Messina puede regalar, todos los días. La D.D.A. (Dirección Distrital Antimafia) de Messina, a través de emisarios de la Digos de la ciudad, me ha notificado en prisión, el 26 de febrero de 2021, un aviso de garantía por el 270bis (asociación subversiva con fines de terrorismo), a mí sola contra el Estado, por obra de los fiscales Vito Di Giorgio y Antonio Carchietti porque ha sido:

«Enviado un disco duro por correspondencia dirigido a la misma prisión. Considerando que el contenido del referido disco duro puede aportar elementos útiles a evidenciar la conducta delictiva de la misma o para resaltar el surgimiento de nuevas acciones con fines terroristas o de subversión del orden democrático. Se ha observado que, como señalado de la Digos en la información arriba indicada, parece necesario conocer el contenido del mencionado disco duro».

A añadir ridículo a todo esto, esta que el mencionado disco duro no ha entrado a través de una «correspondencia» no especificada (lo cual es casi imposible para cualquiera que conozca un mínimo de los métodos de recepción, registro y control postal en prisión) sino que estaba custodiado en archivo, en la oficina de valores y me ha seguido a distancia en las diversas peregrinaciones entre las cárceles del país de los últimos 4 años, conteniendo… simplemente las actas judiciales del proceso Scripta Manen. En fin… un 270bis por la posesión de actas judiciales de un proceso por 270bis. Había solicitado su liberación, como objeto depositado en la oficina de valores, durante una visita.

Con esto el D.D.A. y Digos de Messina se han destacado por la aplicación más creativa del año del uso del espantapájaros «asociativo»… visto que en este caso los corrieres solo podrían ser los fiscales de Turín que redactaron las actas… o los empleados de la oficinas de valores de la prisión que los custodiaban.

Una tragicomedia que revela las mezquinas repercusiones del estado policial (penitenciario) en curso.

Anna
Messina, marzo de 2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.