Cartel en solidaridad con Gabriel Pombo Da Silva.

“Reproduce, comparte, pega, distribuye y agita en solidaridad a Gabriel”

El pasado 25 de enero del 2020 nuestro hermano  Gabriel Pombo Da Sivla fue detenido en Macao (Portugal), tras llevar casi cuatro años en libertad. Tras una sentencia fue puesto en manos de autoridades españolas y actualmente se encuentra en la cárcel de Badajoz (FIES), desde donde escribe:

LA VIDA Y LA MUERTE

El tiempo transcurre veloz;
apenas ayer era un niño
y ya soy un «señor».

Nada de todo importa demasiado;
solo cuando pasa nos preguntamos sobre
el significado.

La vida no busca sentido;
simplemente transcurrir con lo existido.

Es humano el preguntarse
como animal el dejarse ir.
Es cuanto puedo decir
tras unx mismx analizarse.

Peón o Rey del Tablero
(no tiene demasiada importancia)
todo consiste en moverse;
la vida toda es un juego
que siempre termina con la muerte.

Gabriel Pombo Da Silva
– Oporto (Portugal)/Badajoz (España) – Abril/Mayo 2020

Gabriel ha pasado más de 30 de vida en prisión, lo han sentenciado por diferentes delitos, ha sido trasladado a diferentes penales donde lo han puesto en celdas de “máxima seguridad” o pertenecientes al régimen FIES, que no es más que un espacio de aislamiento, tortura, no les permiten visitas, ni lecturas, ni sol, mucho menos son alimentados adecuadamente y no cuentan con servicios de salud.

Gabriel se da la tarea de reflexionar sobre lo que le/significa la cárcel, las dinámicas de poder que se desarrollan para controlar al individux, el miedo e incertidumbre que genera los juicios amañados sin interés a resolver jurídicamente la libertad de un ser humano y sobre todo la aspiración a la libertad no solo física si no mental y esto lo plasma hace 15 años en su libro “Diario e ideario de un delincuente”…

Descarga pdf Diario e ideario de un anarquista

(…) la síntesis fue que me aparecieron el 12 de Mayo de madrugada, me permitieron darme una ducha e incluso tomarme un buen café sólo. Nada de llamadas o avisos a nadie. Furgón, escolta y rumbo a la Extremadura portuguesa (que yo ni sabía porque no me dijeron nada) hasta una cárcel pequeñita y antigua llamada Elva (de eso me enteré ya en España). Y bueno, al día siguiente la Policía Judiciaria y en 20 minutos me entregaron a su enlace Interpol en Badajoz. El mismo 13 de Mayo (después de las fotos, filiación, etc) entro en esta cárcel de Badajoz. El reencuentro con la realidad carcelaria española (ahora bajo «Pandemonium» vírico) me es siempre algo «habitual». Pueden pasar mil años que aquí nunca hay cambios (lo que cambia es la mentalidad de la gente), es siempre lo mismo… de ingresos me llevaron (a las pocas horas) al módulo-7 (antiguo módulo F.I.E.S.) que sigue igual de horrendo que todos los módulos F.I.E.S. abiertos por territorio nacional. Este sitio sí que no cambia… estos fueron los módulos que contribuyeron a crear los hombre más «peligrosos» de la «criminalidad» española: Juanito Redondo, Paco Ortiz, Juanjo Garfia, etc… en fin… 30 años ya, y yo tengo un flash-back de todos ellos y todo aquel tiempo oscuro… puede que al final los Marxistas tengan razón y la Historia se repite cíclicamente. La cuestión que yo me demando (en este punto de la micro-historia): ¿qué hago yo aquí? ¿Qué hago en la cárcel? Si no hubiese estado estos últimos casi cuatro años en libertad creería que todo ha sido un sueño (…).

Es absurdo intentar «explicar» o «decir» cual es mi situación «jurídico-penal»… cualquiera que mire mis «papeles» (el eterno «expediente») desde un punto de vista «jurídico-penal» no lo puede entender, pero tampoco lo van a solucionar… como todo es siempre una cuestión de tiempo… el tiempo que tardan los recursos, el tiempo que los «resuelven» o «complican»… Yo estoy bien mental y físicamente… ya tengo la piel dura como un cocodrilo (en el «entrenamiento» de I.I.P.P. durante 30 años me ha preparado para toda la vida)… esto es una locura, un submundo de apariencias y «realidades» difícil de explicar… unx debe vivir esto en primera persona para entenderlo (aún que luego no lo «comprenda»). La miseria humana concentrada en un escenario in-humano, la auto-degradación colectiva en términos de dignidad o/y explicación racional. Es difícil explicar la cárcel y su «lógica» de funcionamiento. Cada módulo es un planeta del sistema con su propia «bio-lógica»… supongo que es el sueño de cientificxs locxs y cobayas sin alternativa.

(…) aquí la «gente» no es de literatura. Una de las grandes diferencias entre los presos de mi generación y ésta es que nosotros leíamos mucho y ésta se pasa el día sentada delante de la tele… pobreza y drogadicción siempre se ha concentrado en las cárceles, pero no a estos niveles. Antiguamente ser pobre no quería decir automáticamente ignorante o ser drogadicto. Se entraba también en prisión por otro tipo de delitos. Ahora casi todos están por tráfico o consumo de estupefacientes, violencia de género o violación. En fin… continúo con la autodisciplina de la gimnasia (en la celda), la lectura y apuntes para el próximo libro… siempre hay material aprovechable para la literatura y la poesía. (…)

Escríbele a Gabriel.

Gabriel Pombo Da Silva, Carretera de Olivenza, km 7.3

06001 Badajoz, España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.