¡Salud por el Sacra y todo lo enorme que fue y es como ser!

Hoy nos enteramos con un profundo dolor y tristeza, que nuestro carnal, el Sacra, como todos le decíamos, falleció el pasado 30 de junio, después de padecer el virus de la corona (COVID 19).

Sacramento fue un carnal enorme, siempre generoso, alegre, solidario, incansable. Solía venir cada semana a compartir el tiempo, la comida, las ideas, la plática, las risas, a tomar libros para crecer un poco más. Siempre llegaba cargado de risas y cábulas; siempre compartíamos los abrazos, la alegría de ser juntos. Un lector ávido de aprender siempre un poco más. Siempre amante de la música y del punk.

Siempre una persona humilde, honesta y comprometida con la Libertad y las luchas por alcanzarla. Nunca reclamó algo para sí mismo y en cambio siempre se compartía, se entregaba por completo y se colocaba junto a quienes luchaban por la dignidad y la libertad para acompañarles y ser con ellos y ellas.

Casi siempre estaba cabuelando, porque decía que la seriedad era un estorbo que terminaba por inflar los egos de la banda, y siempre terminaba oliendo a podrido. Siempre invitaba al mundo a no tomarse tan en serio a sí mismo, a burlase y reírse de uno mismo. Pero su negativa a la seriedad nunca fue una falta de compromiso. Él siempre asumía su compromiso de manera irreductible y siempre estaba donde había que estar.

Un carnal de ideas libertarias, de carcajadas inmensas, de una humildad hermosa.

La última vez que nos vimos, hace apenas unos meses, cuando estaba por comenzar la cuarentena en la ciudad de México, estábamos aquí en la biblioteca, platicando sobre lo poco que sabíamos del virus, sin imaginarnos que no nos volveríamos a encontrar con él. Esa noche, como siempre, no faltaron las cábulas, las risas, las carcajadas, los abrazos al despedirnos al cerrar las cortinas de la Biblioteca.

¡Que la tierra te sea leve Sacra y que la cábula irredenta e irreverente nunca se termine!

¡Que la tierra te abrace carnal!

2 de julio

Biblioteca Social Reconstruir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.